Bienvenidos

Tutoriales

Cuidados de una peluca de pelo natural

A la hora de comprar una peluca podemos elegir entre una peluca elaborada con fibras sintéticas y una peluca de cabello natural. Hoy en día las pelucas de fibras sintéticas ofrecen muy buenos resultados debido a la creciente calidad de las fibras, pero las pelucas de cabello natural siguen aportando un extra de naturalidad a nuestro estilo.

Una peluca de cabello natural es un producto delicado que debe ser cuidado adecuadamente para aguantar el mayor tiempo posible en las mejores condiciones. Para cuidar bien de la peluca lo mejor es seguir las instrucciones dadas por el propio fabricante del producto.

Con carácter general para que una peluca confeccionada con cabello de verdad luzca su mejor aspecto es recomendable lavarla cada diez días aplicando champú y acondicionador, mejor si se trata de productos elaborados específicamente para el cuidado de pelucas de cabello natural.

Tras el lavado hay que desenredar la peluca desde la raíz hasta las puntas y aplicar serum para que los cabellos estén más hidratados. La hidratación es clave para que una peluca de cabello natural luzca siempre el mejor aspecto posible.

A la hora de guardar la peluca es recomendable contar con un maniquí. De esta forma podemos guardar la peluca perfectamente peinada y evitamos que se enrede el pelo. Aplicar una redecilla o un paño limpio sobre la peluca previamente puesta sobre la cabeza del maniquí es la mejor opción para que el pelo no se manche mientras no la estamos usando.


 

 Cuidados de una peluca de pelo natural

¿Cómo limpiar las planchas para el cabello?

Las planchas para el pelo son uno de los pequeños electrodomésticos más usados por las mujeres. Este dispositivo está siempre en contacto directo con nuestro cabello y aunque a la hora de comprar planchas para el pelo somos muy exigentes y miramos una gran cantidad de características, no solemos ser tan exigentes a la hora de hacer la limpieza de este aparato.

Aunque las usemos sobre el cabello limpio, las planchas van acumulando suciedad con los usos y si usamos protectores térmicos para el cabello (algo que es muy recomendable) lo más probable es que además acumulen restos de este tipo de productos.

Unas planchas limpias no sólo proporcionan una mayor higiene sino que además garantizan un alisado más rápido y efectivo.

Limpiar las planchas para el pelo es muy sencillo y lo único que hay que hacer es establecer una rutina para llevar a cabo su limpieza. Para limpiar las planchas lo primero que hay que hacer es asegurarse de que están desenchufadas y frías.

Para proceder a la limpieza basta con pasar un paño mojado en agua tibia por toda la superficie de la plancha, tanto en la zona cerámica como en la zona plástica interior y exterior.

Si la suciedad no sale bien puedes aplicar en el trapo húmedo un poco de alcohol, pero recuerda retirarlo después con otro trapo mojado sólo en agua tibia para evitar que los restos de alcohol puedan dañar tu cabello en el próximo uso de las planchas.

Para limpiar la superficie cerámica de restos de protectores capilares puedes usar una toallita desmaquillante. Teniendo la misma precaución que en el caso del alcohol.

Una vez finalizada la limpieza seca bien las planchas por todos lados con un trapo seco y no las uses hasta que no estén secas del todo.

 

 

¿Cómo limpiar las planchas para el cabello?

2 artículo(s)

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.
x